Italia, el epicentro del Coronavirus

Italia, el epicentro del Coronavirus

¡Hola a todos!

Como todos ustedes saben, se ha desatado una crisis de salud que cada día se hace más grave. En China la situación se volvió tan delicada porque el nuevo virus apareció el pasado 27 de noviembre, pero fue hasta el 20 de enero que Pekín decidió tomar medidas para frenarlo. Una vez visto lo ocurrido en China, los otros gobiernos actuaron más rápido para detener el virus.

Todo mundo pensaba, que los países más afectados serían los ubicados en la región Asia-Pacifico. Dábamos por hecho que Japón, Singapur, Hong Kong, Australia y demás naciones, serían los más afectados. Pero contra todo pronóstico, hoy en día, el segundo país más afectado, es Italia, el tercero, es Irán; luego, vienen España, Alemania, Corea del Sur, Francia y Estados Unidos. Rusia, que comparte una enorme frontera con China, apenas reporta 114 casos. Corea del Norte, que también comparte frontera con China, hasta el día de hoy, no reporta ni un caso.   

Como les indico, nadie se imaginaba que Europa se convertiría en el epicentro de esta crisis sanitaria. Nadie pensaba que Italia sería el más afectado después de China. En ese país, prácticamente 60 millones de personas no pueden salir de sus ciudades, sin una autorización gubernamental. Los negocios están cerrados, con excepción de los supermercados y las farmacias. Los destinos turísticos como Venecia, Milán o Roma, están prácticamente vacíos. Los hospitales están saturados. El gobierno ha decretado un estado de emergencia.

La Unión Europea ha decidido cerrar sus fronteras con el país de Galileo. La bella Italia, un país donde el turismo representa más del 13% de su PIB, prácticamente está sin turistas. La mayoría de los vuelos han sido cancelados. Y es posible que su principal línea aérea necesite de un rescate financiero.

Nuestro país en cuestión, registró su primer caso de coronavirus el 31 de enero y para el 21 de febrero, es decir, unas semanas después, apenas había 16 casos. Catorce días después, la situación se volvió insostenible en el norte italiano, a tal grado que el 16 de marzo, Italia se convirtió en el epicentro de la epidemia, dejando atrás a China. En ningún otro país el virus crece tan rápido como en Italia.

Actualmente, más de 30 mil italianos portan el virus. En números, esto significa, el triple de España y el doble de Irán.

Queridos amigos, uno debería preguntarse, ¿cómo es posible que en Italia, la situación se haya tornado tan crítica en tan pocos días? Si vemos las estadísticas, bastó una semana para que la situación se agravará en ese país. Muchas personas creen que los italianos fueron negligentes al no haber impuesto la cuarentena lo antes posible. Pero… ¿qué tal si hubiera otra explicación al respecto? Recuerden que estamos en una época donde los intereses de las grandes potencias están chocando entre sí. El Ministerio de Relaciones Exteriores de China,  acusó a Estados Unidos de haber traído el virus a la segunda potencia del mundo. Acusó al ejército de Estados Unidos de haber traído el virus a la provincia de Wuhan. Todo ello en el contexto de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, no obstante el acuerdo comercial firmado entre estas dos naciones. El virus habría sido un golpe devastador contra el sector manufacturero de China. Situación que Estados Unidos está dispuesto a aprovechar para obligar a sus corporaciones a dejar ese país. 

Por mera casualidad, Irán, el tercer país más afectado, tampoco se lleva bien con la Casa Blanca. De hecho, varios funcionarios del gobierno iraní se han contagiado de esta gran enfermedad.

Amigos, resulta que desde el punto de vista de Pekín y de Teherán, esta pandemia, sólo forma parte de  una guerra no declarada por Estados Unidos.

Una pregunta más, ¿qué tiene que ver Italia con todo esto?  Les platico que antes de la llegada del coronavirus, Italia se había unido a la nueva ruta de la seda con China ¡Qué casualidad! Exactamente hace un año, Italia festejaba que su gobierno había alcanzado un buen acuerdo con Pekín que le garantizaba inversiones por más de 2,500 millones de euros. La ruta de la seda es una agenda globalizadora que se impulsa desde Pekín. La intención es financiar proyectos en toda una serie de países para facilitar el comercio con China.

La tierra  de Giordano Bruno, se convirtió en el primer país europeo en aceptar este financiamiento de China. Situación que definitivamente molestó muchísimo a Washington, ya que esta nueva ruta es una amenaza real contra los intereses comerciales de nuestro socio del Norte.

Si Estados Unidos permite que Italia se una a China, entonces aceptará que naciones como España, Alemania y Francia también le den la espalda al Tío Sam. Por ello, la mejor manera de evitar que el mal ejemplo italiano se contagie al resto de Europa, era, no sé, dándole un jalón de orejas. 

En otros tiempos, el acuerdo comercial Roma-Pekín, hubiera sido un  motivo suficiente para que Estados Unidos invadiera militarmente a Italia, pero como las declaraciones de guerra de antaño han caído en desuso desde el siglo XX, ha optado por métodos no beligerantes.

El pasado 17 de marzo, el presidente Trump definía a través de su cuenta de twitter el actual escenario mundial como una guerra: “THE WORLD IS AT WAR WITH HIDDEN ENEMY. ¡WE WILL WIN!” Más claro ni el agua.

En las guerras, el objetivo principal, es siempre salir adelante una vez que terminen las hostilidades. Desde luego, para Washington el enemigo invisible, no es un virus que pudiera ser controlado por medio de una vacuna. El enemigo de la Casa Blanca son las potencias que le disputan sus intereses. Sin duda, la nueva ruta de la seda de Pekín es un enemigo muy fuerte para Washington. Proyecto este último en los que Italia e Irán son países clave.

Algunos noticieros han publicado que China enviará más médicos a Italia para coadyuvar en la crisis sanitaria. Estados Unidos, si mal no recuerdo, no ha decidido ayudar ni mucho menos salvar a Italia. China, en un gesto, incluso, heroico, ha tomado la decisión de ayudar a Roma. Pekín ha convertido a Italia en una prioridad, porque si éste se hunde, también se hunde el proyecto de la nueva ruta de la seda.

Amigos, por último, lo más importante en una guerra como ésta, es que uno debe preocuparse por sobreponerse a las hostilidades. Ustedes, ¿qué opinan? 

Saludos cordiales.

LIC. MARÍA EUGENIA MELO VALDERRÁBANO 
VICEPRESIDENTA DE LA COMISIÓN DE ASUNTOS INTERNACIONALES.
COPARMEX METROPOLITANO.

  

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, Google+ y puedes suscribirte AQUÍ a nuestro newsletter.

Atrévete a innovar