La Iniciativa Privada se Posiciona en el Liderazgo  de la Exploración Espacial

La Iniciativa Privada se Posiciona en el Liderazgo de la Exploración Espacial

¡Hola a todos!

La agencia espacial más popular del mundo es la Nasa que se ha encargado de la mayor parte de los descubrimientos científicos y misiones de exploración, pero además de esta agencia, las agencias espaciales de Europa y Rusia se han posicionado como las tres agencias de exploración más importantes del planeta. Potencias emergentes como China y la India no se quedan atrás en esta #NeoCarreraEspacial.

La estación Espacial Internacional es la obra maestra más grande de ingeniería que representa el trabajo colectivo de varias naciones. Esta estación tuvo un costo aproximado de 100 mil millones de dólares. Se trata de una infraestructura de precio elevado que jamás se haya construido. Este proyecto es de la autoría de más de 12 naciones como la Unión Europea, Estados Unidos, Rusia, Canadá y Japón, por citar algunos países. Esta infraestructura está próxima a jubilarse, ya que se planea sacarla de órbita en este año. A pesar de que se trata de un proyecto multinacional, la falta de colaboración de los gobiernos involucrados es un factor que influye mucho en la salida de órbita de la estación. Pero las disputas entre países también ha impedido la continuidad de este proyecto, ya que últimamente Estados Unidos ha impedido que China participe en este proyecto. El gigante asiático “se ha tragado su orgullo” a causa de los impedimentos del gobierno norteamericano y comenzó con sus propios planes para crear “su propia estación espacial” que podría entrar en órbita cuando la actual estación espacial entre en jubilación.

Les platico que la industria espacial precisa de un conocimiento científico muy avanzado en la materia y de grandes cantidades de dinero para inversiones en proyectos viables. Hay cohetes que pueden costar hasta 10 mil dólares por kilogramo, lo que significa, por ejemplo, que una persona de 60 kilos debería pagar en promedio medio millón de dólares para salir de la Tierra. Es evidente que los altos costos que implica esta industria es un impedimento para el inicio de proyectos sustentables. Fíjense que apenas el 1% del presupuesto de Estados Unidos se destina a proyectos de la Nasa. Es mucho dinero, pero debemos tener en cuenta que el gobierno de Estados Unidos destina el 50% de su presupuesto en su ejército y Departamento de Defensa, lo que representa una cantidad de 600 mil millones de dólares al año. Esto significa que el Departamento de Defensa de Estados Unidos gasta en un año lo que la Nasa podría gastar en 40 años ininterrumpidos.

Los costos elevados que implica la exploración espacial han motivado al gobierno norteamericano para que sus astronautas sean enviados al espacio con tecnología de los rusos. Parece que ningún gobierno quiere invertir dinero en la exploración espacial más allá de la órbita lunar. Pero hay un lado positivo en este aspecto, ya que actualmente dentro de la iniciativa privada (IP) hay un sinnúmero de empresas que se han especializado en aviación, obligando a que los costos y los precios bajen. El mercado aeronáutico crece cada vez más y muchas empresas aparecen cada año transportando a millones de personas por todo el mundo, pues sabemos que donde hay una demanda, habrá una oferta.

El espacio exterior no es la excepción, de modo que grandes empresas están tomando el relevo de las agencias de exploración estatal dependientes de los distintos gobiernos del mundo y se han puesto a trabajar exitosamente en aquellos aspectos de exploración a los que los gobiernos ya no le prestan atención. Entre estas empresas se encuentra SpaceX y, aunque no es la única, es la más innovadora. Fundada en el año 2002, esta empresa está haciendo historia, pues sabemos que el pasado 7 de febrero, esta empresa lanzó con éxito el cohete más poderoso y avanzado construido en los últimos tiempos. La particularidad de este cohete es que podrá llevar hasta tres veces más carga de la que se puede llevar normalmente en cohetes y, como éste es “reciclable”, permitirá que los costos y los gastos bajen en un aproximado de 1800 dólares por kilogramo, o sea, unas cuatro o cinco veces menos que los que cuesta actualmente, incluso más, a largo plazo.

Amigos, la empresa privada SpaceX logró hacer lo que ninguna agencia espacial estatal ha logrado. Cohetes reutilizables para que luego de su lanzamiento regresen a la Tierra y aterricen por su propia cuenta. Luego de SpaceX hubo varias compañías que comenzaron a imitar el concepto de reutilización, pero SX fue la primera. De hecho, con la reutilización de los cohetes se puede reducir el costo entre 10 a100 veces. Desde diciembre del 2015 SX ha usado exitosamente su tecnología de reutilización. En menos de 22 años esta empresa ha conseguido más de 22 aterrizajes exitosos, superando a cualquier empresa, o gobierno.

Los avances tecnológicos de esta exitosa compañìa se han posicionado de la industria espacial, tan es así que ya planea enviar a humanos a Marte a más tardar para el año 2024. El “Falcon 9”, el cohete más poderoso del mundo, es de la creación de esta compañía. Pero a partir del mes de febrero, el cohete más poderoso del mundo, ¿qué creen? Ya es historia, pues la compañía se concentrará en su próximo cohete el “BGR” o el “Big Falcon Rocket”, que será el cohete más avanzado del mundo, capaz de llevar más de 150 toneladas de carga útil a la órbita baja terrestre, o sea, entre los primeros 200 a 2000 kilómetros de la Tierra. Este cohete también sería reutilizable. La exploración espacial ha conseguido grandes avances tecnológicos, pero no tantos como se podía esperar, ya que en menos de cincuenta años hemos logrado avances significativos, pero ningún gobierno ha desarrollado cohetes más avanzados de los que teníamos hace cincuenta años, bien sea por falta de voluntad política, o por falta de recursos económicos. Las agencias de exploración espacial estatal tienen una cierta capacidad de innovar porque están limitadas al presupuesto de los gobiernos que las representan.

Amigos, según la situación económica actual, resulta muy recomendable que la iniciativa privada se encargue de la investigación e inversión en la industria espacial, como lo ha demostrado la agencia de la que hemos hablado en este artículo, ya que de esa manera podemos comenzar una carrera espacial exitosa, por el hecho de que otras empresas puedan ingresar a este importante mercado; lo que a futuro hará que otras compañías se sumen al desarrollo de nuevas tecnologías para la exploración espacial, de hecho, así lo ha recomendado el dueño de SpaceX. Esta situación también es recomendable porque la mayoría de los gobiernos consideran que la asignación de recursos para la exploración espacial es un asunto meramente secundario, incluso en Estados Unidos. Imaginen por un momento que la Nasa tuviera el mismo presupuesto que el Departamento de Defensa estadounidense. La agencia espacial de Estados Unidos rompería su dependencia con la tecnología rusa.

Ante este marco, no queda más remedio que la industria privada se abra camino en la exploración espacial. Existen muchas posibilidades para rentabilizar esta industria. Recuerden que nuestra órbita terrestre es una fuente de recursos que pueden proveer de energía a nuestros cohetes.

Hace tiempo que la ONU aprobó un tratado que prohíbe que cualquier país reclame en propiedad la luna, o cualquier cuerpo terrestre. Pero ese tratado no incluye a la iniciativa privada, por lo que es posible abrir en el mediano plazo un sector de turismo espacial, ya que los directivos de SpaceX así lo planean desde el pasado mes de febrero.

Estimados amigos, aún quedan muchos años de investigación y ensayos en materia espacial, pero SpaceX se ha logrado posicionar en esta (potencial) industria, logrando en menos de una década lo que ninguna organización, empresa o gobierno fue capaz de hacer en el pasado, pero debemos reconocer que la Nasa ha colaborado activamente con SpaceX aportando su desarrollo tecnológico, pues no en balde, la Nasa es el principal cliente de esa agencia privada. Finalmente, ambas instituciones, son organizaciones estadounidenses. SpaceX está valorada en más de 20 mil millones de dólares y posee el cohete más poderoso del mundo. Como van las cosas, la agencia SX logrará llevar a humanos a Marte comenzando de esa manera la exploración (colonización) del planeta rojo.

La vida en la tierra no durará para siempre. Los científicos advierten que la vida en nuestro planeta terminará tarde o temprano, así que podríamos mudar nuestra residencia a otros planetas para asegurar la existencia de nuestra especie.

Ustedes, ¿cómo ven?

Saludos cordiales.

Lic. María Eugenia Melo Valderrábano.
Vicepresidenta de la Comisión de Asuntos Internacionales.
Coparmex Metropolitano.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, Google+ y puedes suscribirte AQUÍ a nuestro newsletter.

Atrévete a innovar