Las Dos Caras de la Industria de la Belleza

Las Dos Caras de la Industria de la Belleza

¡Hola a todos!

Es común que niños de entre 3 y 5 años golpeen trozos de roca en los bosques montañosos de la India. Estos chicos son acompañados por jóvenes entre 12 y 21 años que trabajan en las minas que se ubican en ese mismo sitio para llevarse un mineral muy preciado en la industria de la belleza: la mica. Cientos de pequeños que deberían estar jugando en algún parque, o realizando actividades propias de su edad, trabajan largas jornadas para separar fragmentos brillantes que son el oro de la región y la única fuente de trabajo de las ciudades de Jharkhand y Bihar. La mica es un mineral que da brillo a maquillajes, sombras para los ojos, lápiz labial, rímel, bases, lociones humectantes y esmalte para uñas; además de que también se usa para pulir la superficie de los dientes y le da brillo a la pasta dental. Pero el uso de este mineral no se limita a esos productos, sino que también se usa en la industria automotriz debido a sus propiedades como aislante eléctrico y térmico; también como aislante en máquinas de alta tensión, turbogeneradores, motores eléctricos y algunos tipos de condensador.

El uso más común de la mica se da en la industria de los cosméticos, a pesar de que hace poco más de 10 años los proveedores de productos de belleza fueran alertados de la existencia del trabajo infantil y poco remunerado en la obtención de esa materia prima. Grandes compañías del ramo de la belleza siguen comercializando con esos productos pese al arduo trabajo infantil que hay detrás de los cosméticos, pues se estima que aproximadamente 20 mil niños trabajan en las minas de la India, de las cuales, además, el 90% trabajan en la informalidad.

Amigos, a pesar de que se han hecho intentos de evitar el uso de la mica en la industria de la belleza, el trabajo infantil sigue detrás de la cadena de suministro de la materia prima. Insisto, muchas empresas se han comprometido a eliminar el uso de mica en sus productos, pero ningún intento ha tenido éxito. También se han comprometido a comprar materia prima únicamente a minas legales, donde ha florecido la informalidad, como en el caso de la India, pero tampoco ha sido posible cumplir con ese objetivo.

La India produce el 60% de la mica a nivel mundial, la mayor parte procedente de Jharkhand y Bihar. Hoy en día la explotación de la mica requiere de mineros que carecen de tierra y son analfabetos, en la mayoría de los casos. El caldo de cultivo perfecto para que intermediarios y propietarios de minas irregulares se beneficien a costa del trabajo de estas personas, incluyendo a los niños. La falta de un control eficiente es el telón que oculta una dura realidad sostenida por los brazos de cientos de niños que nunca llegan a la escuela. En el 2017, la India comenzó a legalizar la extracción de mica como un intento para frenar la explotación infantil, pero, amigos, hay muchas minas que operan al amparo de la informalidad. En Jharkhand y Bihar, un 35% de la población vive por debajo de los indicies oficiales de la pobreza, así que la pobreza extrema hace que los niños sean especialmente vulnerables a la explotación infantil, puesto que las familias dependen del trabajo de los niños para completar el gasto del hogar.

La informalidad propicia que propietarios de minas contraten a muchos niños y jóvenes por un salario inferior a 3 dólares por día. Desgraciadamente, en las minas de extracción de mica se reportan uno o dos accidentes mortales, ya que las labores son de niños y adolescentes que se meten bajo la tierra para sacar rocas, escarbando en condiciones bastante peligrosas, pues el túnel donde se encuentran las rocas puede derrumbarse en cualquier momento. Pero hay otro peligro al que se exponen los niños: el polvo de la mica puede provocar cáncer de pulmón o fibrosis pulmonar. El número de personas afectadas por enfermedades oncológicas aumenta en un 10% anual.

Algunas compañías colaboraron con el gobierno de la India para construir varias escuelas nuevas y mejorar las condiciones de las ya existentes. Un mejoralito para una gripa enorme. Se ha documentado que en estas minas trabajan niños de entre 3 y 5 años, quienes se encargan del procesado de la mica. Esa es la manera como estos niños y sus familias sobreviven en esa región de la India.

Queridos amigos, ahora sabemos que una de las materias primas más importantes de los productos con los que nos embellecemos las mujeres, es la mica. Los colores brillantes que muchas marcas de automóviles le dan a sus coches, también se logran con ella, pues hay decenas de especies que aportan colores y diferentes niveles de brillo. Todo ello hace de la mica una materia prima necesaria y hasta imprescindible.

Según su calidad, el kilogramo de mica oscila entre 1000 y 2000 mil dólares, pero los niños y adolescentes encargados de su extracción, reciben unos cuantos centavos de dólar por su duro y explotado trabajo.

Por último, estimados amigos, los bellos tratados y las elocuentes declaraciones de países y organismos internacionales alusivos a los derechos de los niños y la prohibición del trabajo infantil, han resultado insuficientes para erradicar la explotación de nuestros niños. La realidad nada tiene que ver con el contenido y las magnánimas intenciones de las diversas normas que intentan proteger la integridad y la salud de los niños del mundo. Humanismo verdadero es lo que necesitamos para lograr la protección de los próximos ciudadanos del planeta. ¿Hay algún gobierno que practique el humanismo?

Saludos cordiales.

Lic. María Eugenia Melo Valderrábano.
Vicepresidenta de la Comisión de Asuntos Internacionales.
Coparmex Metropolitano.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, Google+ y puedes suscribirte AQUÍ a nuestro newsletter.

Atrévete a innovar